¡Tú opinión nos importa!

Programa Familias de Acogida Especializadas (FAE)

Forman parte del compromiso del Estado de Chile de brindar asistencia y protección a quienes se encuentran privados de cuidados parentales y que, producto de la vulneración de sus derechos, se ha considerado judicialmente apropiado separarlos temporalmente de su grupo familiar de origen e integrarlos a otro alternativo, mientras se realizan las acciones para restablecer su derecho a vivir con el primero. Es decir, se efectúa la evaluación y posterior diagnóstico de la familia, para dar paso a la implementación de las medidas o intervenciones necesarias para su recuperación. Se encuentran a lo largo de todo Chile, siendo algunas administradas por organismos colaboradores y otras dependen directamente del servicio.

FAMILIAS DE ACOGIDA DEPENDIENTES DEL SENAME

En las región de La Araucanía, el Sename posee dentro de su oferta programática este Programa de Familias de Acogida, el cual consiste en brindar la oportunidad de un hogar transitorio para niños y niñas entre 0 y 6 años, mientras se restablece su derecho a vivir en una familia definitiva.

FAMILIAS DE ACOGIDA ADMINISTRADAS POR ORGANISMOS COLABORADORES

A través de licitaciones públicas, organismos colaboradores del Sename, es decir, instituciones privadas y sin fines de lucro, son financiadas y supervisadas por el servicio para la ejecución de estos programas. Se encuentran en todas las regiones del país y brindan atención a niños, niñas y adolescentes entre 0 y 17 años.

¿CÓMO FUNCIONA?

Su objetivo es brindar protección, afecto y atención especializada para reparar el daño de los niños y niñas de 0 a 6 años, y de sus hermanos, que por decisión judicial hayan sido removidos de su familia de origen debido a que sufrieron vulneraciones como abandono, violencia sexual u otras formas de maltrato físico y/o psicológico.

A diferencia de la adopción, se les reubica transitoriamente en un entorno familiar alternativo que garantice su protección, mientras se restablece su derecho a vivir en una familia definitiva.

Las familias de acogida resguardan, particularmente en bebés y niñas o niños pequeños, las necesidades emocionales de cariño y sentimientos de apego, fundamentales para un desarrollo sano.

El niño o niña continúa viviendo dentro una familia y desarrolla un mayor sentido de pertenencia, satisfaciendo sus necesidades básicas y el derecho a vivir, descansar y jugar, en un ambiente sano y feliz.

REQUISITOS PARA SER UNA FAMILIA DE ACOGIDA

– Interés y aptitudes para la crianza infantil.

– Ingresos económicos estables que satisfagan las necesidades básicas del grupo familiar.

– Salud psíquica y física compatible con las labores propias del acogimiento familiar.

– Mantener vínculos de afecto al igual que de desprendimiento, ya que el niño o niña deberá regresar con su familia de origen o irse a vivir definitivamente con su familia adoptiva.

Las familias de acogida pueden ser:

– Extensas: cuando provienen de la red familiar del niño o niña (tíos, abuelos, etc.).

– Externas: cuando acogen a los niños y niñas sin tener parentesco con ellos.

– De urgencia: para ofrecer una atención inmediata mientras se encuentra la familia de acogida que los recibirá por un plazo más amplio.

Para mayor información puedes escribir en:

carelmapuciem@gmail.com